Ginny

Mi-lugar-favorito

Así fue que me enamoré de viajar. En 2015 fue mi viaje, EL viaje de Ciencias Económicas. 7 meses y más de 20 países, incontables ciudades, miles de experiencias y demasiadas sorpresas. 
Dicen que la capacidad de asombro se reduce después de que constantemente te ves sorprendida, pero en mi caso no fue así. Luego de 5 meses llegué a este lugar, las pirámides de Giza. Fué mágico. 
Tenía una teoría loca de que las pirámides habían sido construidas por extraterrestres, pero la verdad es que ahí se notaba el esfuerzo humano. Quedé ratos contemplando y logré entrar a las 3 para ver cada detalle por dentro. Me di cuenta de que iba a volver y de que viajar y conocer debían transformarse en mis sueños, objetivos o básicamente el motivo por el cual trabajar. 
Luego de volver a Uruguay y pasar por una depresión-post-viaje jodida, me decidí volver a ir a estudiar un MBA a Italia, buscando alguna excusa coherente a ojos de mis padres. Resulta que sí estuvo bueno el Master y me permitió pasar 6 meses en Italia y 6 meses más en China! Si.... en China. Agrego que era opcional, de hecho mis compañer@s se quedaron panchmente comiendo pizza y pasta con buen café mientras yo me fui a conocer un mundo nuevo en China. Esta vez me la tomé en serio, debía conocer la cultura, el idioma y mezclarme. Por eso me fui a vivir con una chino, un genio el Xiao. 
Fue un antes y después, entre otras cosas trabajé, bailé, dormí en estaciones, rescaté perros, me hice vegana. Bueno, cosas que suceden cuando estás de viaje. 
Aprendí que NUNCA digas NUNCA. 
Ahí nació Trotamundos, teníamos que buscar algún emprendimiento que nos permitira quedarnos en Uruguay pero estar "viajando" al mismo tiempo. 
La verdad que hoy me siento muy feliz de l@s miles de viajer@s que Trotamundos ha acompañado con sus productos. 
Pronto estaremos full para volver! Pero aquí fue un poco de mi, que no decaiga! Ya volveremos a desafiar nuestra capacidad de asombro.